CantaJuego- Etiquetados Frontales de los EnvasesA parte de la información en las etiquetas que vimos en el consejo anterior, en los alimentos podemos encontrar los Etiquetados Frontales de los Envases (EFE), que proporcionan datos útiles al consumidor para que esté lo más informado posible a la hora de elegir un alimento, especialmente los procesados o ultraprocesados.

Etiquetados Frontales de los Envases (EFE) o Front of Pack Labelling (FOPL)

Los EFE: Etiquetados Frontales de los Envases, son diferentes herramientas enfocadas a mejorar la salud alimentaria, con el objetivo de que el consumidor obtenga información sobre la calidad nutricional de la forma más clara y sencilla posible, para poder elegir productos saludables y mejorar la calidad de la alimentación.

En algunos alimentos, sobre todo en productos procesados y ultraprocesados, nos podemos encontrar con este tipo de etiquetas y logotipos complementarios que, a día de hoy en España son voluntarios; muchos países están adoptando ya estos etiquetados mediante un sistema u otro.

Como vimos en consejos anteriores, es fundamental alimentarse con comida real, natural, fresca y saludable, y no de alimentos ultraprocesados, (recordemos: alimentos con varios procesos industriales y al menos 5 ingredientes entre los que pueden estar los azúcares o sal añadidos, grasa, colorantes o conservantes artificiales), ya que pueden contribuir a la aparición de enfermedades como la obesidad, diabetes, cáncer o problemas cardiológicos, entre otros.

Nutri-Score

¿Qué es?

Nutri-Score es el sistema de etiquetado frontal por el que ha optado el Ministerio de Sanidad de España para implantar progresivamente en los productos de alimentación. Se inició en Reino Unido en 2005 y en 2015 Francia se encargó de adaptarlo para conseguir este etiquetado frontal. Desde entonces, se está implantando en varios países de Europa (Bélgica, Alemania, Holanda…). España está tomando más presencia desde principios de 2021 como sistema oficial de información nutricional.
Nutri-Score
Se trata de un logotipo de semáforo de colores, asociados a 5 letras que describe 5 clases de calidad nutricional. Va desde el color verde y la letra A que representa la mejor calidad, más saludable, al rojo con la letra E que representa la peor calidad nutricional. El círculo resaltado es el que indicará la calidad nutricional global del producto.

¿Cómo funciona?

Es un sistema que contiene un algoritmo creado a medida el cual, basándose en los nutrientes que contiene el alimento y en qué proporción los contiene, da un resultado final para puntuar y clasificarlo en más o menos saludable, valorando negativamente los nutrientes que considera desfavorables (calorías, azúcares, sal y grasas saturadas) y positivamente los favorables (proteínas, fibra, y contenido en frutas, verduras, legumbres y frutos secos); de aquí se obtiene un resultado y a éste se le asigna la puntuación de color y letra correspondiente.

¿Para qué sirve?

El objetivo de este etiquetado es que el consumidor, de un solo vistazo, pueda valorar si el producto que tiene en las manos es bueno para su salud o no.

Adicionalmente, la existencia de este tipo de etiquetado fomenta que la industria alimentaria mejore sus formulaciones para crear alimentos más saludables y así obtener puntuaciones superiores en sus productos.

¿En qué productos encontramos este etiquetado?

Ejemplo Nutri-ScoreEste etiquetado está en los productos procesados, ultraprocesados y envasados, ya que están compuestos por varios ingredientes y por tanto tiene sentido discriminar si son saludables o si contienen algún componente no tan bueno para la salud.

Los productos que están libres de llevarlos son los frescos (verduras, frutas, legumbres, pescados o carnes), infusiones, café, alimentos envasados pequeños, platos preparados y bebidas alcohólicas.

¿Por qué está generando tanta polémica? ¿Qué críticas recibe?

Nutri-Score está generando mucha controversia en el mundo de la salud y la alimentación. Esto se debe principalmente a que, si bien su objetivo – informar a los consumidores de la calidad nutricional de los alimentos – es adecuado e importante, la información que puede proveer un sistema de semáforo es limitada, y adicionalmente la implantación específica del sistema conlleva algunos puntos débiles que pueden generar resultados en la puntuación, que no se correspondan del todo con el objetivo inicial buscado.

Veamos algunos ejemplos de las preguntas que pueden surgir de las puntuaciones y que el semáforo no acaba de contestar por las propias limitaciones del sistema:

  • “El resultado C-Naranja, ¿cómo de malo es?”
  • “Cereales de desayuno y las sardinas en conserva que tienen los dos una D, ¿son igual de malos?”
Y algunos elementos más específicos que suscitan polémica:
  • No valora negativamente la presencia de aditivos (conservantes, colorantes, pesticidas, etc).
  • El aceite de oliva virgen extra obtendría una D ya que NutriScore no distingue entre grasas buenas y malas, cuando el AOVE es un alimento saludable.
  • No contempla cómo de procesados están los alimentos. Por ejemplo, hay refrescos edulcorados con puntuación B (supuestamente, buena calidad nutricional), o cereales para desayuno con 25g de azúcar cada 100g con esa misma puntuación, cuando hemos visto en consejos anteriores que esa cantidad supera con creces las recomendaciones.
Este tipo de situaciones conlleva a confusión y al problema de generar una sensación de estar comprando un producto saludable, por llevar una puntuación B, que en realidad no lo es, o dejar de comprar productos que llevan una D cuando sí son saludables.
Por otro lado, conociendo el funcionamiento del algoritmo, la industria podría tener el incentivo de compensar elementos poco saludables añadiendo otros que califiquen mejor en la puntuación NutriScore, lo cual no necesariamente significaría que el alimento resultante sea más saludable.

¿Cómo utilizarlo correctamente?

Una vez que comprendemos el funcionamiento, sus pros, sus contras y limitaciones, estamos más informados y podemos decidir mejor a la hora de realizar la compra. Nutri-Score es una herramienta adecuada para comparar:

  • Alimentos de distintas categorías para el mismo uso, por ejemplo: productos para desayuno (cereales, galletas, bollería industrial, pan de molde…).
  • Alimentos de la misma categoría, pero diferentes entre sí, por ejemplo: cereales con o sin chocolate.
  • Diferentes marcas del mismo producto, por ejemplo: dos cereales con chocolate de distinto fabricante.

Sin embargo, como hemos visto, NutriScore funciona peor cuando se trata de comparar alimentos sin ninguna relación entre sí, por ejemplo unas galletas con conservas de pescado.

En esta página web se pueden encontrar diferentes productos de varias marcas y ver directamente la puntuación y el detalle de Nutri-Score. Además, contiene la clasificación de NOVA que nos dice cómo de procesado está un alimento y de ECO-Score que nos muestra el impacto ambiental que tiene.

A la hora de tomar la decisión de compra, vemos que no es suficiente con comprobar la información del semáforo de Nutri-Score – si bien este puede ayudar – sino que debemos profundizar en la información nutricional del alimento, comprendiendo su composición y su importancia dentro del conjunto de la dieta, para lo cual podemos consultar la información ampliada de las etiquetas nutricionales y los conceptos generales de los consejos anteriores.

Otros sistemas de Etiquetas Frontales de los Envases

Existen otros EFE’s utilizados en varios países que puede ser interesante conocer para saber su significado por si los encontramos en algún producto importado o cuando viajemos a otros lugares.

Sistema NOVA

Este sistema clasifica a los alimentos según el grado de procesamiento de este:

  • Grupo 1 – Verde: Alimentos frescos, no procesados o mínimamente procesado. Ejs: Verduras, frutas, carnes y pescados frescos o congelados, leche, granos…
  • Grupo 2 – Amarillo: Ingredientes culinarios procesados. Ejs: aceites vegetales, sal o azúcar.
  • Grupo 3 – Naranja: Alimentos procesados (la suma del grupo 1 y 2). Ejs: Alimentos en conserva, en salmuera, en almíbar, quesos, yogures.
  • Grupo 4 – Rojo: Alimentos y bebidas ultraprocesados. Ejs: platos precocinados, dulces, hamburguesas…

NOVA
Para una dieta saludable se recomienda consumir mayormente alimentos del grupo 1 y 2 y menos del 3 y 4.

Sistemas que Proporcionan de Forma Resumida la Calidad Nutricional

Estos otros sistemas resumen, al igual que Nutri-Score, hacen una evaluación global del producto con relación al contenido nutricional y marcan con un solo símbolo, icono o puntuación la calidad nutricional del producto.

El Green Keyhole, usado en Dinamarca, Islandia, Lituania, Noruega y Suecia, incluye dos opciones, verde y negra: la etiqueta verde indica que el producto es la opción más saludable dentro de esa categoría, mientras que el negro lo llevan el resto de productos:

KeyholeHealth Star Rating

En Australia se utiliza el Health Star Rating (HSR), que es más completo y da una puntuación resumen al estilo Nutri-Score, pero añade además los datos de calorías, grasas, azúcares, sales y fibra que contiene cada 100g.

Sistemas Enfocados en Nutrientes Específicos

Estos sistemas de advertencia gráfica nos informan sobre la cantidad que contienen los productos envasados de algunos ingredientes en concreto como calorías, grasas, grasas saturadas, grasas trans, sal y/o azúcares que pueden afectar más a enfermedades no transmisibles y al riesgo de obesidad. Por ejemplo, los Multiple Traffic Lights de Reino Unido, Portugal e Irlanda, o los Sellos de Advertencia “Alto en” de Chile:
MTLSellos de Advertencia Chile

Al mirar cualquiera de estas dos etiquetas, el consumidor puede entender rápidamente qué contiene el producto, si es o no saludable y ayudarle a la hora de elegir.

¿Con qué nos quedamos?

Como podemos comprobar, hay un estudio continuo por parte de la OMS, gobiernos y diferentes instituciones para promover una salud pública alimentaria, y de este trabajo surgen estas herramientas orientadas al consumidor.

Los EFE’s son una ayuda importante a la hora de decidir qué comprar, pero no debemos olvidar que debe complementarse con la información nutricional de las etiquetas, tal y como analizamos en el consejo anterior, para así terminar de decidir qué alimentos queremos comprar y consumir para llevar una dieta saludable.

Referencias y Bibliografía

· Nutri-Score: el logotipo frontal de información nutricional útil para la salud pública de España que se apoya sobre bases científicas
· NutriScore; la herramienta para distinguir los productos saludables – OCU
· Documento de posicionamiento de FESNAD sobre el etiquetado frontal de los alimentos. Caso particular del Nutri-Score
· Manifiesto a favor de Nutri-Score – OCU
· ¿Nutri-Score es una herramienta hecha para la industria? #NoCuela – OCU
· Las razones científicas de lo inapropiado del Nutri-Score para atender los problemas nutricionales del mundo actual – IMIBIC
· Comunicado Nutriscore – Universidad Pública de Tarragona
· Ley de alimentos: Manual de etiqueta nutricional – Ministerio de Salud de Chile
· Impacto del consumo de alimentos “ultra-procesados” en la salud de los consumidores – Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)
· Clasificación NOVA: diferentes grados de procesamiento – OCU
Fisioespaña Wellness es una empresa dedicada desde 2005 a la gestión de servicios de salud especializados en fisioterapia, rehabilitación, actividad física y nutrición. Desarrolla su propio concepto de salud global y actividad física a través de sus clínicas y su sistema de trabajo “Motion360 system”, todo ello bajo el valor de un gran equipo de profesionales. Los consejos nutricionales que se muestran han sido elaborados y facilitados por profesionales del departamento de nutrición de Fisioespaña Wellness, dirigido por Ismael San Mauro. Dado su carácter genérico, son meros consejos e indicaciones globales que en ningún caso pueden reemplazar las instrucciones de los médicos y/o el personal de salud adecuado. Esta información se brinda siempre con fines orientativos y para ser utilizados con cautela y bajo vuestra responsabilidad. Todos los textos e ilustraciones están protegidos y no pueden reproducirse sin la autorización de CantaJuego.